14.11.14

Viaje a Granada

El mes pasado, 23-27 de Octubre, hice un viaje a Granada con mi novio. Se me pasó escribir sobre eso, pero aquí os cuento:

Viaje de ida y vuelta


El transporte que usamos fue el tren y como somos de Cádiz, primero tuvimos que hacer parada en Dos Hermanas (Sevilla) para poder seguir hasta Granada. El primer tren tardó una hora mas o menos en llegar a Sevilla, el transbordo fue de 45 minutos que sirve para poder comer algo tranquilos y estirar las piernas y el siguiente viaje unas 3 horas si mal no recuerdo. Además la estación estaba a apenas 10 minutos andando del hotel.

Opinión: Me gusta mucho ir en tren porque evitas tener problemas con el coche, el tráfico e incluso accidentes. Tampoco tienes que estar pendiente de la carretera ni tener que hacer paradas de vez en cuando para descansar. Aparte, por familia numerosa hacen descuentos y a mi la ida y vuelta juntas me salio por menos de 20 euros, a mi novio por unos 20 y algo. Teniendo en cuenta que de Cádiz a Granada hay un tramito, nos salió a muy buen precio. Lo malo fue el tren de Cádiz a Sevilla, no he pegado mas trotes desde que me monté en un cacharro de la feria.


El hotel

Una vez allí llegamos al Hotel Granada Center El hotel está muy bien en cuanto a servicio e instalaciones. Pinchad en el enlace para verlo si queréis. Lo único que no me gustó fue que las paredes de las habitaciones son de papel y una mañana tuvimos que salir de allí porque los de la habitación de al lado decidieron tener una sesión no apta para menores de 18 (¡y se oía todo!)...ya me entendéis. Lo mejor de todo sin duda fue el buffet del desayuno, tienen de todo: embutidos, pan, café, chocolate, infusiones, fruta, bollería, zumos...etc. Yo he estado en varios hoteles y creo que es el mejor (buffet), que yo recuerde ahora mismo. De nota le daría un 7 de 10 porque encima después de estar toda la mañana fuera no habían limpiado la habitación y eso que llegamos a las 14:00.

La Catedral 

El hotel está a 15 min andando del centro en la dirección contraria a la estación de trenes. Nos dieron un mapita y el primer día visitamos La Catedral: preciosa. La entrada cuesta 4 euros por persona y para ver La Capilla también otros 4. En realidad no se podía hacer fotos pero cuando entré todo el mundo estaba con la cámara en mano y dije pues no voy a ser menos (jeje). En La Capilla había vigilantes así que no pude hacer fotos, pero recomiendo  ir a verla. 



Una anécdota: Fuera de La Catedral hay rumanas timadoras con las típicas ramitas de romero. A mi novio le cogieron la mano porque sí y empezaron a ''leérsela''. Total, que va otra y me hace lo mismo. Después de contarme el cuento de que mi vida iba a ser genial e iba a tener dos hijos, me pidió dinero. A ver, si yo no te he pedido que me leas la mano, por qué voy a tener que pagarte nada. Y aún así, sabía que tenia en el monedero 1 euro suelto (todo lo que tenía) y saqué el monedero. En ese momento la rumana vio que estaba abriendo la parte de las monedas y me dice: ''No te preocupes que te doy cambio''. No me fastidies...Le dije ''no tengo billetes'' y me llamó mentirosa (¡alucina!). Le tuve que enseñar el monedero entero para que viera que no tenia billetes. Pues va la muy ***** y me dice que son 5 euros. ''¿No ves que no tengo?'' le dije. El cabreo de la rumana era tal, que cuando le di 1 euro ni me miró a la cara. Encima, es que no tendría que haberle dado nada. De broma, le digo a mi novio: ''Como nos echen un mal de ojo, verás tu...''

Después de ver La Catedral y La Capilla fuimos a tapear. Si, las famosas tapas de Granada (que en mi opinión dejan mucho que desear). Fuimos a un sitio que se llamaba Aki t'espero entre otros, pero fue la que mas me caló en el fondo del corazón porque su tapa de carne en salsa nos hizo ver las estrellas durante día y medio. Yo no sé si fue el mal de ojo de la rumana, o el simple hecho de que la carne de por sí olía a pedo, pero la cagalera que nos dio toda la noche no fue normal. Lo peor es que al día siguiente teníamos que ir a ver La Alhambra. 

Otros de los sitios que probamos fue un restaurante Golden Kebab...el cielo de los shawarma, kebabs y todo eso (que para mi es lo mismo pero con distinto nombre). Buenísimo, además que el hombre nos regaló patatas fritas con los shawarma de pollo que pedimos. Nos lo llevamos al hotel para cenar mientras veíamos una película. De puntuación le daría un 9 de 10.

Había también un italiano, Pizza Metro, que te ponían literalmente un metro de pizza. Nosotros pedimos medio metro para dos personas. Sobró lo equivalente a una pizza normal, estaba buena la verdad, pero he probado sitios mejores. La atención era muy buena y el sitio estaba limpio. De puntuación le daría un 8 de 10.

Tapas granadinas

Sinceramente, si queréis buenas tapas veniros a Cádiz. Donde haya unas buenas papas aliñás, ensaladilla rusa, croquetitas, calamares en su tinta, pulpo a la gallega, puntillitas, filetitos...etc que se quite lo demás. Las tapas de Granada son 4: patatas fritas con huevo, serranito, carne en salsa, pinchito de pollo y algo más. Vayas donde vayas hay exactamente lo mismo y de la misma calidad: mala tirando a media. Ah y además todo con pan. Al final comes más pan que otra cosa. Para eso me voy a los 100 Montaditos que encima tienen más variedad y está más bueno.

Estarán bien para que el se vaya de copas toda la noche y entre una y otra necesite meter algo en el estómago. Por cada bebida te ponen una tapa gratis, eso está muy bien, pero yo pensé que las tapas eran como las de aquí (pero gratis jeje). Así que nada, a las tapas granadinas les doy un 5 pelao. 

La Alhambra

Para poder ver la Alhambra tienes que reservar con antelación la entrada porque si vas el mismo día corres el riesgo de que no queden, aparte de la cola que tendrás que hacer. A nosotros nos recogieron en el mismo hotel, un taxi, e iba incluido en el precio. El precio creo que ronda los 50 euros, no sé si las dos personas o sólo 1 porque fue mi novio el que lo reservó y no se el precio exacto.
Ese día estábamos muy cansados después de estar toda la noche sufriendo y sólo desayunar una manzanilla para ayudar al dolor de estómago. Aún así, estábamos medio bien y no tuvimos ningún problema en hacer la visita que duró 3 horas. Teníamos un guía que nos explicaba todo y me gustó mucho, todo era muy bonito.











Museos y parques

Muy a nuestro pesar, los museos cerraban los domingos, el último día libre que nos quedaba, y me dio mucha pena porque quería ir a ver el museo arqueológico y el parque de las ciencias. Me quedé con las ganas porque encima tienen unos horarios malísimos y súper restringidos, creo que el parque de las ciencias abre apenas dos horas por la mañana y dos por la tarde, unos 3 días a la semana. Deberíamos de haber mirado antes los horarios pero sinceramente ¿a quién se le ocurre cerrar museos un domingo en una ciudad tan turística? 

Así que nada, el domingo dimos un paseo por la ciudad de unas dos horas parando en una pastelería, en la que me comí una tarta de manzana buenísima, y encontramos un parque (lleno de moscas) que tenía rosales. Termino la publicación con unas fotos de las rosas tan bonitas y me despido hasta la próxima. =]